domingo, 31 de diciembre de 2017

La ultima alegría de los sampedranos del 2017

El año 2017 esta por terminar, y para la ciudadanía de la capital industrial ha sido un año singular. La ciudad se enorgullecía de que en nuestro Aeropuerto Ramon Villeda Morales, íbamos a tener el único vuelo directo entre Europa y Honduras. Finalmente se empezaba a ver obras de infraestructura concluyendo en el tiempo establecido. Se podían observar los cruces de cebra en las intersecciones de la tercera avenida y primera calle, aparte que los conductores empezaron a respetarlos, y no digamos los semáforos peatonales que lindo es ver como la ciudadanía espera su momento para cruzar por el lugar que le corresponde.

Parecía que este 2017 iba a ser un año de alegrías para la ciudad, y que no iba a suceder  algo que lo podría devastar esas pequeñas alegrías que nos hacían olvidar todas esas políticas de gobierno provenientes de la capital, que han perjudicado al  territorio nacional y no digamos a la ciudad que produce mas del 40% del PIB del país .

Llegaban las elecciones y el actual alcalde se reelegía sin ningún problema, algo que nadie se lo hubiera imaginado cuatro años atrás, después de ser el responsable se subir el costo del peaje de 6 a 12 lempiras. Y cuando el TSE da los primeros resultados, se miraba que se iba a terminar el 2017 como un gran año, pero lastimosamente fue otra historia, la cual todos sabemos.

Las protestas dieron inicio, creo que nadie se imaginaba que íbamos a ver a nuestra amada ciudad destruida, negocios pequeños, medianos, y granes saqueados, semáforos destruidos e inclusive muchos ciudadanos que no podían salir de sus casas por estar atrapados en medio de las protestas. Nunca pensamos que íbamos a ver los militares entrar a propiedades privadas sin ordenes, a tirar bombas lacrimógenas en casas donde habían mujeres y niños. Nunca pensé ver edificios cubiertos de laminas de zinc, para evitar que les quebraran las ventanas, o ver agencias bancarias saqueadas y quemadas. Esas historias que uno escucha de los países de medio oriente, parecían suceder en el centro de las Américas.

Incluso en el templo del fútbol, el estadio Morazan se pudo ver como se daba inicio a una batalla campal entre mismos sampedranos y una imprudencia de la policía nacional en lanzar bombas lacrimógenas en un estadio lleno de familias.

Las cosas buenas que habían pasado se olvidaban y quedaba este triste recuerdo en nuestras retinas. Y parecía que se iba a terminar así, Pero llego ese bendito fútbol, ese que nos enoja y nos da alegría, ese que algunas veces deseáramos que no fuera lo único que nos hace olvidar las malas penas que vivimos, que nos gustaría que hubieran otras actividades para olvidar los tragos amargos de las políticas cavernaculas que nos afectan a todos. Pero tuvo que ser el fútbol el que traía la ultima alegría del 2017 a San Pedro Sula y la costa norte específicamente.

Se jugaba la final del fútbol de la Liga Nacional de Honduras, y era el Real Club Deportivo España de la ciudad de los zorzales contra el Club Deportivo Motagua el equipo de la capital. Fue un partido malo y sufrido, (algo que no nos sorprende mucho considerando el fútbol catracho) . El Motagua estaba haciendo lo suyo y parecía que lograba la remontada, y sucedió lo que todos temían, en 5 minutos el arbitro no pito 2 penales claros a favor del equipo de la costa norte, y parecía que iba a suceder otro atraco, que los beneficiados eran siempre los capitalinos, que el equipo de los banqueros acusados de lavado de dinero en Panamá iban a ganar, que el equipo de los responsables de las pastillas de harina del seguro social también se iba a salir con la suya, el equipo de los diputados que en su infancia eran la mascota del Motagua se iban a salir con sus picardias como han venido haciendo estos últimos años.

Pero al final no fue así, el equipo de San Pedro Sula, logro hacer el gol que les daba el titulo y traía una nueva copa a la ciudad. El españolista esta contento porque tiene una copa que celebrar, pero la gente San Pedro Sula, esta feliz porque saben que a pesar de las injusticias que ocurrieron , no se salieron con las suyas y gano el que merecía ganar


No hay comentarios:

Publicar un comentario